“La emoción renovada de enseñar y aprender”, por Santiago Kovadloff en La Nación

 

“Tan relevante como el objeto de estudio debería ser, en la enseñanza que se quiere fecunda, la consideración del sujeto que estudia. Disociarlos puede ser fatal donde educar de veras importe. Contribuir a la construcción de la subjetividad, a su fortalecimiento crítico y autocrítico rebasando el plano informativo, no puede sino ser el horizonte al que aspire todo empeño pedagógico consciente de su función primordial. Sobre todo en sociedades como la nuestra, afectadas sustancialmente por la crisis de valores que desdibuja el significado de una mejor convivencia y debilita, en consecuencia, el alcance de sus democracias ya sea donde las hay, ya donde debería haberlas. Si eso no es así se debe, en muy buena medida, a que el énfasis de los procesos educativos recae sobre los contenidos, disociándolos de la forma en que se los transmite, es decir, del efecto que sobre el receptor alcanza la modalidad comunicativa adoptada.

Este ideal de «objetividad suprema» que no toma en cuenta a quien aprende sino solo lo que se enseña, viene de muy lejos en la cultura occidental. Es el que hace del protagonismo personal del alumno en el proceso de aprendizaje «un obstáculo» para la debida asimilación de lo que importa aprender. No se aspira, en tal caso, a que la atención brindada por él encuentre sustento en un íntimo interés por lo que se le comunica sino que obedezca exclusivamente a la «responsabilidad» de asimilarlo, como si esta y aquel poco y nada tuvieran que ver entre sí. De allí la presunción de que la capacitación deba concebirse, a nivel universitario, como capacitación «profesional» creciente, y no como formación personal cada vez más honda que pudiendo redundar en idoneidad o buen desempeño laboral sepa, ante todo y para todo, consolidar una personalidad, un pensamiento, un vínculo subjetivamente comprometido con todo lo que emprende.

Como ya se advierte, la emoción de enseñar y aprender tiene en lo que proponemos un papel central. Aspira a ser, en nuestra comprensión del proceso educativo, un eje vertebrador de la relación del maestro con su alumno […]”.

Seguir leyendo el ensayo del académico de número Santiago Kovadloff publicado en el diario La Nación el domingo 9 de junio.

 

Compartir
                                                                      ÍNDICE DE NOTICIAS DE ESTE BID


T. Sánchez de Bustamante 2663
C1425DVA - Buenos Aires
Argentina
Tel.: (011) 4802-7509 int. 5
boletindigital@aal.edu.ar
http://www.aal.edu.ar
Atención y venta de publicaciones: www.aal.edu.ar/shop2013/

   

Para suscribirse al BID, haga clic aquí

Periodicidad del BID: mensual
ISSN 2250-8600