Compartir

«Grandes tesoros que se pierden», por Hugo Beccacece

 

La Nación — «Los argentinos hemos perdido en este annus horribilis dos tesoros que podrían haber sido nuestros. Desde la década de 1940, hay en la Argentina una creciente falta de interés por la cultura, acompañada por una decadencia persistente en el alcance y la calidad de la educación, con un intervalo de renacimiento universitario entre 1955 y 1966 y dos momentos de aceleración en la caída: de 1966 a 1983 y de 1989 hasta hoy. A pesar de la falta de recursos, la calidad universitaria y de investigación es digna, pero está limitada. El principal motivo de la caída educativa fue el magro presupuesto y el auge en los gobiernos de dirigencias violentas, ineptas y tan corruptas como demagógicas. El deterioro y la desidia no han impedido la existencia de pequeñas élites intelectuales y profesionales de nivel internacional, que aprovecharon los restos de la tradición sarmientina y la Reforma Universitaria de 1918, pero buscan emigrar.

Empiezo por el primer tesoro: el archivo del arquitecto argentino Amancio Williams (1913-1989), cuyas obras y proyectos se encuentran entre los más interesantes del siglo XX. En febrero de este año, los hijos de Amancio y Delfina Gálvez Bunge, encabezados por el menor de ellos, Claudio, donaron el Archivo Amancio Williams al Canadian Center for Architecture (CCA), con sede en Montreal.

La donación está integrada por 7000 planos, 7500 negativos y diapositivas, fotografías impresas, seis maquetas, una gran cantidad de láminas realizadas por el arquitecto y 5000 cartas. Entre los corresponsables de Williams están Le Corbusier, Walter Gropius, Ferdinand Léger, Pier Luigi Nervi, Oscar Niemeyer, Fernando Belaunde Terry, Ignacio Pirovano y Roberto Burle Marx.

En el conjunto, hay fotografías tomadas por grandes artistas: Horacio Coppola, Grete Stern y Ricardo Aranovich; películas sobre Williams filmadas por cineastas como Manuel Antín; además de una producción de la Universidad de Belgrano con Antonio Carrizo como entrevistador; y noticieros de Sucesos Argentinos. La Casa sobre el Arroyo, de Mar del Plata, considerada una de las mejores casas del siglo XX, es quizá la obra con más documentación del Archivo […]».

Leer el artículo del académico de número Hugo Beccacece publicado en La Nación el sábado 12 de septiembre.


Otros recientes artículos de Hugo Beccacece para La Nación

  • «El runrún creador de los bares»
    «Apenas se permitió en la ciudad de Buenos Aires que sus habitantes pudieran sentarse a mesas de café y restaurantes en la calle, hubo parroquianos que se precipitaron a su establecimiento preferido. El primer día de permiso, el cielo nublado, el viento y el frío, no alentaron la afluencia masiva de clientes. Cuando, días después, salió el sol, las cámaras de televisión mostraron numerosos señores sentados a la vera de una ventana de café, pero del lado de afuera, con el diario desplegado entre las manos o sobre la mesa. ¿Por qué la lectura de diario arquetípica de los porteños se desarrolla fuera del hogar? […]».

  • «Las reinas de la moda viven de sueños y poder»
    «Miranda Priestley, la temible y admirable editora de modas interpretada por Meryl Streep en El diablo viste a la moda, es el espécimen femenino más acabado de dragon lady, es decir, una mujer que impone terror para que sus súbditos satisfagan las exigencias de perfección de la dominatrix. Netflix estrenó hace poco el documental Franca. Caos y creación, dirigido por Francesco Carrozzini, hijo de la protagonista: la adorada, controvertida y odiada, Franca Sozzani (1950-2016), responsable de la edición italiana de Vogue; una Miranda Priestley con humor y simpática […]».

  • «Zoom bombing en el infiero»
    «Un percance en el mundo de los condenados. Hace once días, en las primeras horas de la tarde porteña, Dante Alighieri y Virgilio, su maestro y su guía en el Infierno de la Divina Comedia, estaban por descender del séptimo al octavo círculo. El séptimo es el círculo de los violentos contra Dios (blasfemos), contra la naturaleza (los sodomitas) y contra el trabajo (los usureros). El octavo es el círculo de los fraudulentos, conocido con el nombre de Malevolge, y su guardián es un monstruo, emblema del engaño, que vive en un extremo del séptimo círculo y que muestra el camino hacia el octavo, al que pertenece. Con su silueta espantosa vuela entre las llamas […]».

  • «La pantalla de la libertad»
    «Desde que comenzó la cuarentena, me comporto como Tom Wingfield, el personaje de El zoo de cristal, de Tennessee Williams, mato el tiempo, y me mato, mirando películas. Tom tenía que salir de su casa para ir al cine a distraerse y liberarse de su familia. Yo, en cambio, pertenezco por mi edad a los grupos de riesgo, eso significa que se me recomienda no salir, pero hoy ya no necesito cruzar el umbral de mi hogar para ver historias ajenas en una pantalla […]».

  • «Caryathis, la musa empoderada»
    «La semana pasada, me ocupé del gran escritor francés Marcel Jouhandeau (1899-1979), el autor, entre otras obras, de Crónicas maritales y de Crónica de una pasión. Hoy, en obediencia al empoderamiento femenino, voy a escribir sobre su esposa […]».
 


ÍNDICE DE NOTICIAS DE ESTE NÚMERO


T. Sánchez de Bustamante 2663
C1425DVA - Buenos Aires
Argentina
Tel.: (011) 4802-7509 int. 5
boletindigital@aal.edu.ar
http://www.aal.edu.ar
Atención y venta de publicaciones: www.aal.edu.ar/shop2013/

   

Para suscribirse al BID, haga clic aquí

Periodicidad del BID: mensual
ISSN 2250-8600