Compartir

Diez novelas favoritas de Borges, el escritor que nunca quiso escribir novelas

 

jorge luis borges

Daniel Gigena, La Nación — «Hoy [por el pasado 24 de mayo] se celebra el 121º aniversario del nacimiento de Jorge Luis Borges, cuentista, ensayista y poeta, y el más grande “lector-escritor” argentino, a quien se homenajea en el Día del Lector. “Borges nunca pensó en escribir novela”, dice el escritor y periodista Fernando Sorrentino. En 1970, al interrogarlo para componer su libro Siete conversaciones con Jorge Luis Borges (Losada), Sorrentino le preguntó si alguna vez había pensado en escribir una novela. “No, nunca pensé en escribir novelas —respondió el autor de Historia universal de la infamia—. Yo creo que, si yo empezara a escribir una novela, yo me daría cuenta de que se trata de una tontería y que no la llevaría hasta el fin. Posiblemente esto sea una invención de mi haraganería […]. En el caso de una de las primeras, para mí, novelas del mundo, que es el Quijote, creo que un lector podría prescindir muy bien de la primera parte y atenerse a la segunda, porque no perdería nada, ya que ahí le sería dado todo”.

A diferencia de narradores y críticos contemporáneos, para Borges el cuento corre con ventaja respecto de la novela. “En un cuento, todo puede ser esencial, o más o menos esencial, o —digamos— puede parecerse más a lo esencial”, razonaba.

Pero además del clásico de Miguel de Cervantes, ¿qué otras novelas recomendaba el escritor que no escribió ninguna novela? En la colección Biblioteca Personal, que reúne 74 títulos con prólogos de Borges, se cuentan menos de veinte novelas y novelas cortas, algunas de autores reivindicados por el escritor en varias ocasiones, como Daniel Defoe y Franz Kafka, aunque también aparecen algunas sorpresas, entre ellas una novela de Hermann Hesse (El juego de los abalorios).

[…] En sus ensayos y los estimulantes artículos para El Hogar, alentaba la lectura de autores contemporáneos, como H. G. Wells y William Faulkner, y novelas policiales. Borges y Adolfo Bioy Casares dirigieron la colección El Séptimo Círculo, para Emecé. Si bien la colección alcanzó los 336 libros, Borges y Bioy “apenas” eligieron los primeros ciento veinte. ¿El primer título publicado, en 1945? La bestia debe morir, de Nicholas Blake, traducido por Juan Rodolfo Wilcock.

“Suele afirmarse que Jorge Luis Borges fue el mayor lector de toda la literatura mundial, ya que su obra contiene (y a veces oculta) cientos de miles de alusiones a obras muy o poco conocidas, en diversas lenguas y acerca de los temas más dispares —escribe el investigador estadounidense Daniel Balderston [académico correspondiente de la AAL] en How Borges Wrote, que Ampersand publicará en español con traducción de Ernesto Montequin—. ´Eso era, por supuesto, parte de su modestia: el placer por descubrir sus ideas en las ideas de otros escritores´, escribió Susan Sontag en 1986, poco antes de la muerte de Borges; mientras que el investigador Pablo M. Ruiz, a su vez, ha escrito que ´tal vez no exista otra figura, en ninguna lengua, que pueda disputarle el lugar del lector supremo´. Pero ¿cómo utilizaba exactamente sus lecturas en su propia obra? ¿Y cómo evolucionó su propia obra a través de sus lecturas y relecturas?”. Esas incógnitas se develan leyendo a Borges y su biblioteca. Elegimos diez novelas del siglo XX recomendadas por el “lector supremo” de la literatura argentina […]».

Seguir leyendo en La Nación.

 


ÍNDICE DE NOTICIAS DE ESTE NÚMERO


T. Sánchez de Bustamante 2663
C1425DVA - Buenos Aires
Argentina
Tel.: (011) 4802-7509 int. 5
boletindigital@aal.edu.ar
http://www.aal.edu.ar
Atención y venta de publicaciones: www.aal.edu.ar/shop2013/

   

Para suscribirse al BID, haga clic aquí

Periodicidad del BID: mensual
ISSN 2250-8600