Israel aceptó constituir la Academia del Judeoespañol, que será parte de la ASALE

 

El gobierno del Estado de Israel aceptó constituir la Academia del Judeoespañol, una propuesta nacida de la Real Academia Española (RAE), que ya nombró a finales de 2015 a diez académicos correspondientes especialistas en sefardí o ladino, informó en declaraciones a EFE el director de la RAE, Darío Villanueva.

El pasado 2 de diciembre, indicó Villanueva, la ministra de Cultura de Israel, Miri Reguez, les comunicó que el país acepta la constitución de la academia, cuya misión fundamental será seguir preservando el idioma que hablan los descendientes de los judíos expulsados de España en 1492.

El año que viene, en octubre, se celebrará en Sevilla una asamblea de la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE) en la que se producirá el ingreso de la Academia del Judeoespañol, de forma que habrá 24 en el mundo dedicadas a la lengua española, precisó Villanueva, que durante su mandato ha promovido también la incorporación de la de Guinea Ecuatorial.

Esta incorporación a la ASALE, había señalado Villanueva a principios de año, está previsto que pudiera ser efectiva para el próximo congreso de la ASALE, que se celebrará a fines de 2019. A partir de ese momento se convertiría en la academia “hermana” número 24 junto a las existentes en España (RAE), América (incluida nuestra Academia Argentina de Letras), Filipinas y Guinea Ecuatorial, la última incorporada en 2016. De esta forma, añadió Villanueva, “la ASALE podrá considerarse perfecta y cerrada, ya que cubrirá, con sus veinticuatro corporaciones, todo el espectro de la hispanidad”.

La Academia “dignificará” el ladino, pero también servirá para incrementar su estudio a través de sus tradiciones y de la herencia que ha quedado después de estos cinco siglos, según afirmó Villanueva. En el mundo, hay poco más de medio millón de judeohablantes, de los que el mayor número reside en la capital de Israel. Así, la academia estaría formada por ciudadanos de ese país, aunque pueda contar con expertos como asesores o académicos extranjeros.


Foto de familia con los académicos firmantes del acuerdo de constitución de la Academia del Judeoespañol, en febrero último

Ocho de los diez académicos correspondientes de la RAE especialistas en sefardí o ladino viven en Israel y otras dos en Suiza e Italia, a los que se suman una especialista en esa lengua en el CSIC. La importancia de que ocho residan en Israel es que en el siglo XIX la RAE estableció un procedimiento para la creación de academias correspondientes de la española consistente en que primero la RAE nombraba correspondientes de un país y, cuando se alcanzaba un número, podían solicitar de la RAE el reconocimiento de una Academia.

En febrero del corriente año una veintena de investigadores y estudiosos expertos en lengua sefardí o ladino —como se conoce al judeoespañol, lengua hablada por los judíos expulsados de España en 1492 y sus descendientes—, reunidos en dos jornadas académicas de trabajo en Madrid (España), habían firmado su compromiso de lograr que el gobierno de Israel reconociera a la Academia Nacional del Judeoespañol. Este primer paso en firme para constituirse en el miembro número 24 de la ASALE se confirmó finalmente, gracias también a las gestiones de la Autoridad Nacional del Ladino de Israel, protectora de la lengua en el país hebreo, en pos de la creación de la academia, largamente deseada por la comunidad judeoespañola de Israel.

Tras la aprobación por las autoridades israelíes, los estatutos de la nueva academia serán visados por la RAE y, a continuación, “la Academia Nacional del Judeoespañol en Israel tendrá vida plena y autónoma para elegir a sus miembros, sus cargos y para solicitar la entrada en la ASALE”.


Ladino


Imagen: Delcastellano.com

Desde el año 2013, las comunidades sefardíes del mundo celebran, en cercanía a la fiesta de Janucá, el día de su lengua madre, es decir del ladino, también conocido como judeoespañol o sefardí. El ladino es una variedad dialectal del español que hablan los sefardíes, descendientes de los judíos expulsados de la península ibérica a finales del siglo XV. El Diccionario de la lengua española lo define como “lengua religiosa de los sefardíes, que es calco de la sintaxis y del vocabulario de los textos bíblicos hebreos y se escribe con letras latinas o con caracteres rasíes. Se caracteriza por conservar muchos rasgos del castellano anterior al siglo XVI”.

Esta lengua se conformó —luego de la expulsión de la península ibérica en 1492 por los Reyes Católicos— en los territorios de acogida, el joven Imperio Otomano y Marruecos principalmente. En su construcción confluyeron léxico, sintaxis, fonética y otros rasgos gramaticales del hebreo, del español y de las lenguas de los países o regiones donde estos judíos expulsados se asentaron, en especial el griego o el turco.

Esta lengua de comunicación plena entre los sefardíes conoció el esplendor entre el 1600 y mediados del siglo XVIII. Hoy es hablada por miles de descendientes de aquellos judíos que se vieron obligados a abandonar los reinos cristianos peninsulares a fines del siglo XV. Se habla principalmente en Israel, Asia Menor, Turquía, Francia, Estados Unidos, el norte de África, los Balcanes y la Argentina.

 

Compartir
                                                                      ÍNDICE DE NOTICIAS DE ESTE BID


T. Sánchez de Bustamante 2663
C1425DVA - Buenos Aires
Argentina
Tel.: (011) 4802-7509 int. 5
boletindigital@aal.edu.ar
http://www.aal.edu.ar
Atención y venta de publicaciones: www.aal.edu.ar/shop2013/

   

Para suscribirse al BID, haga clic aquí

Periodicidad del BID: mensual
ISSN 2250-8600