Compartir

Columna del DILyF:
«Milanesa a la criolla: contrastividad y frecuencia de uso»

 


Nueva columna del Departamento de Investigaciones Lingüísticas y Filológicas (DILyF), con la divulgación de recomendaciones y observaciones sobre la lengua. Ver todas las publicadas hasta ahora.

A continuación, la reflexión de este número.


Milanesa a la criolla: contrastividad y frecuencia de uso

DILyF, AAL


El Diccionario de la lengua de la Argentina (DiLA), elaborado por esta Academia, registra palabras que, dentro de todo el ancho mundo hispanohablante, se usan predominantemente en nuestro país. Es decir, recoge el léxico contrastivo. Por supuesto, los límites lingüístico-geográficos entre naciones que comparten una misma lengua no coinciden con las fronteras políticas: no podemos esperar que el conjunto léxico contrastivo de un país implique el uso cien por ciento exclusivo de ese país. Cruzar el Río de la Plata o el Paraná no supone la ausencia total de las expresiones diferenciales argentinas en Uruguay o en Paraguay. Hay términos compartidos, superposiciones, frecuencias de uso, factores que no invalidan la presencia de ciertas palabras en el diccionario contrastivo de un país, puesto que esos términos siguen siendo desconocidos o mucho menos usuales en otras regiones.

El cotejo de diccionarios extranjeros —en especial españoles, dada la rica tradición lexicográfica peninsular— era primordial en los estudios de léxico contrastivo. Lo sigue siendo, pero ahora contamos con herramientas informáticas que nos permiten precisar la distribución geográfica de una expresión. Prensa y libros digitalizados, redes sociales y recursos creados específicamente para los estudios lingüísticos como los corpus se suman a los métodos clásicos de la dialectología, que incluían encuestas lingüísticas en ocasiones épicas, pues demandaban incluso acceder a regiones desprovistas de caminos transitables.

Pasemos a un ejemplo, atractivo en más de un sentido.

Si buscamos milanesa en el Diccionario de la lengua española, hallamos la siguiente definición: ´filete de carne empanado´. Al consultar el Diccionario del español actual, de Manuel Seco, un diccionario integral (de voces empleadas en determinado lugar, más de allá de que también se empleen en otro) del español de España, nos encontramos con una definición idéntica. Teniendo en cuenta que este plato en efecto puede encontrarse en diversas regiones donde se habla español, provisoriamente se podría concluir que la palabra milanesa es de uso general.

Sin embargo, para la tercera edición del DiLA, cuando ya disponíamos del Corpus del Español del Siglo XXI (Corpes), obtuvimos la siguiente información estadística, verificación contundente de que la palabra se usa (y su referente se degusta) mucho más en la región rioplatense en general y en la Argentina en particular:


Tal vez de origen italiano (¿Milán?) como una parte significativa de la población argentina, este plato tuvo una aceptación rotunda en nuestro país, donde se consume también en diferentes variedades. Una de las más tradicionales, la milanesa a la napolitana, admirablemente conjuga en su nombre la referencia a dos ciudades italianas que no se destacan por la cordialidad mutua.

Una vez comprobada la frecuencia mayoritaria de milanesa en la Argentina, se decidió su incorporación al DiLA, donde su artículo quedó redactado de este modo, con un estimulante ejemplo de Miguel Brascó:


 


ÍNDICE DE NOTICIAS DE ESTE NÚMERO


T. Sánchez de Bustamante 2663
C1425DVA - Buenos Aires
Argentina
Tel.: (011) 4802-7509 int. 5
boletindigital@aal.edu.ar
http://www.aal.edu.ar
Atención y venta de publicaciones: www.aal.edu.ar/shop2013/

   

Para suscribirse al BID, haga clic aquí

Periodicidad del BID: mensual
ISSN 2250-8600