Biblioteca Virtual del Bicentenario

¬†¬†¬† ¬†¬†¬†¬†¬† En 2010 y 2016, en nuestro pa√≠s se cumplen los bicentenarios de la Revoluci√≥n de Mayo e instauraci√≥n de la Primera Junta de Gobierno y de la Independencia del Reino de Espa√Īa, respectivamente.

¬†¬† ¬†¬†¬†¬†¬† Para conmemorar estos dos acontecimientos, la Academia Argentina de Letras tira la casa y la biblioteca por la ventana, al disponer una serie de actividades, que se continuar√°n a lo largo de estos seis a√Īos que hoy se inician con otros actos concurrentes al mismo fin, que se ir√°n dando a conocer.

¬†¬† ¬†¬†¬†¬†¬† Atenta la AAL a estos momentos decisivos de articulaci√≥n de dos galaxias: la Gutenberg, de la imprenta, y la Marconi, de la electr√≥nica, ha abierto dos Bibliotecas Bicentenarias. Una, la Biblioteca del Bicentenario cuyos vol√ļmenes publicar√° la prestigiosa y argentin√≠sima Editorial Emec√©, una vez m√°s asociada fructuosamente a la Academia. Ya est√°n en prensa los primeros cuatro vol√ļmenes: un Diccionario fraseol√≥gico del habla argentina, el primero de nuestro pa√≠s; una edici√≥n de Don Segundo Sombra, de Ricardo G√ľiraldes, con una comprensivo estudio preliminar e ilustradoras notas; un Cancionero de las Invasiones Inglesas y un Mart√≠n Fierro multimedia, que, por su √≠ndole, ser√° puente intergal√°ctico.

¬†¬† ¬†¬†¬†¬†¬† La otra Biblioteca Bicentenaria es esta Virtual que hoy lanzamos. Como se sabe, o no, pero debe saberse, nuestra Academia fue la primera de las de su especie que tuvo un portal propio en la Biblioteca Virtual ‚ÄúMiguel de Cervantes‚ÄĚ (www.cervantesvirtual.com/portal/AAL/), que anima la Universidad de Alicante, la empresa m√°s vasta de edici√≥n virtual de obras en espa√Īol 1 . En su espacio electr√≥nico hemos dado a conocer muy amplio material que hemos digitalizado en nuestra Casa: toda la poes√≠a gauchesca; la literatura nativista; literatura de viajes por nuestro pa√≠s; cl√°sicos argentinos; Espa√Īa en la Argentina; epistolarios; los muchos tomos de Cancioneros del folclore po√©tico, de Juan Alfonso Carrizo, y los diez de los Cuentos y leyendas populares de la Argentina, de Berta Vidal de Battini; ensay√≠stica; poes√≠a; teatro, y un largo etc√©tera. Mucha materia argentina, ya digitalizada por nosotros, aguarda pacientemente su turno de ingreso a pantalla, para bien de todos.

¬†¬† ¬†¬†¬†¬†¬† Esta Biblioteca Virtual del Bicentenario que hoy lanzamos no repetir√° aquellos aportes, sino que adelantar√° materia nueva; de esta manera, crece la presencia de la lengua espa√Īola en la Red de Redes.

Iniciamos esta BBV con El payador, de Leopoldo Lugones, obra publicada en ocasi√≥n del centenario de 1816, y destinada a exaltar los valores de la mayor expresi√≥n de la poes√≠a gauchesca argentina: el Mart√≠n Fierro. Le seguir√° la Am√©rica po√©tica (1846), la primera antolog√≠a hispanoamericana de poes√≠a aparecida en el continente, preparada por Juan Mar√≠a Guti√©rrez, que se llamaba a s√≠ mismo ‚Äúel hermano de leche de la Patria‚ÄĚ, pues, nacido el 6 de mayo de 1809, se gest√≥ nueve meses antes de la llamada Revoluci√≥n de 1810, y de quien escribiera Men√©ndez Pelayo: ‚ÄúDon Juan Mar√≠a Guti√©rrez, que no solo fue el m√°s correcto de los vates argentinos, sino el m√°s completo hombre de letras que hasta ahora ha producido aquella parte del nuevo Continente‚ÄĚ.

         Esta galería virtual se seguirá integrando con obras significativas de nuestra identidad cultural argentina e hispanoamericana, éditas e inéditas, y por estas ampliaremos el canon conocido de la literatura.

¬†¬† ¬†¬†¬†¬†¬† La Biblioteca Virtual del Bicentenario contribuir√° a robustecer la firme unidad de la lengua en la comunidad panhisp√°nica, desde lo digital. Debemos recordar que las actas de declaraci√≥n de independencia de los pa√≠ses hispanoamericanos, sus constituciones, sus leyes, sus sentencias judiciales, sus medios de comunicaci√≥n se han expresado y expresan en lengua espa√Īola. Esa lengua que se expandi√≥ en el Nuevo Mundo, nos la apropiamos como nuestra, y, como buenos administradores de caudales valiosos, la hemos sabido enriquecer con variado y rico aporte.

Pedro Luis Barcia
Presidente
Academia Argentina de Letras